Las etapas para descifrar obras musicales

Si recientemente te has interesado en aprender música ya habrás notado que saber leer una partitura no es algo que suceda de la noche a la mañana, ya que no puedes pretender convertirte en un músico de un día para otro.

Es muy importante no perder de vista la importancia de la teoría musical, el solfeo y los conocimientos básicos, además de que también juegan un papel muy importante otros factores como el esfuerzo y la práctica.

Sin embargo, saber leer una partitura de piano realmente no es tan complicado como puede parecer en un primer momento, aunque debes de tener los conocimientos básicos y necesarios para hacerlo.

¿Qué son las partituras de piano y como se leen?

El origen de las partituras de remonta hasta los cantos gregorianos en la Edad Media, que servían para indicarles a los cantes la altura de las notas. Actualmente las partituras han pasado por una gran evolución, facilitando su lectura y resultando más útiles.

Una partitura es un conjunto de signos que permiten a los instrumentistas reproducción una composición con los instrumentos indicados por el autor de la obra.

De esta forma, debes de tener claro que las partituras de música están pensadas para poder dejar una guía escrita compuesta. Así que, en pocas palabras, podemos decir que leer una partitura es descifrar los signos que la forman.

Es un lenguaje musical internacional, un propio idioma que se tiene que aprender para poder saber como leer las partituras de una forma efectiva y sin complicaciones.

Como seguramente ya sabes, la música clásica ha sido el estilo que más se ha apoyado en las partituras musicales, pero lo cierto es que con las partituras puedes aprender cualquier estilo de música.

Las canciones se transcriben gracias a las notas que se colocan en el pentagrama. Las partes instrumentales y vocales pueden estar pensadas tanto para conjuntos musicales como para solistas.

Aunque muchos músicos tocan de oído y siguiendo tablaturas, lo cierto es que las partituras siguen siendo una parte muy importante en la práctica música. Por medio de las partituras se pueden guiar a los músicos y así poder facilitar el aprendizaje de las canciones.

1.- Primera etapa: leer la partitura de piano

Antes de empezar a tocar el piano, antes de hacer cualquier cosa, lo primero que tienes que hacer es examinar la partitura, dándole un vistazo general. Es necesario leer toda la partitura, aunque realmente al inicio no la entiendas por completo.

Nunca tienes que empezar a tocar inmediatamente. Durante la primera lectura de la partitura es importante que te enfoques en las duraciones y que la leas toda sin estar pensando en cómo vas a tocarla. De esta forma, podrás darte una idea más general de toda la pieza en su totalidad, por lo que tendrás más claro como expresarla.

Durante esta examinación tienes que fijarte en los fragmentos acelerados y en las pausas. Es muy importante entender la complejidad que tiene la canción que estás por empezar a tocar, de principio a fin.

Un detalle muy importante que debes de tener en cuenta es que la lectura de la partitura se hace de izquierda a derecha, de la misma forma que los textos.

Asimismo, notarás que la partitura se encuentra compuesta por varios pentagramas. El pentagrama musical tiene 5 líneas paralelas y equidistantes sobre las cuales e escriben las notas musicales. Es por eso que es realmente importante saber distinguir las líneas y las interlíneas (los espacios que hay entre las líneas).

Las notas que están superpuestas se deben se tocan a la vez, las cuales reciben el nombre de acordes.

En pocas palabras, podemos decir que el pentagrama sirve para escribir o dibujar la melodía. En las partituras de piano las que se encuentran arriba son los acordes que se tocan con la mano derecha y el de abajo nos indica los acordes que serán tocados con la mano izquierda.

Estas son las primeras bases que debes de tener en cuenta durante la primera etapa.

2.- Segunda etapa: leer la partitura de piano detenidamente

En la segunda etapa ya podemos leer con un mayor detenimiento la partitura, lo que quiere decir que nos tendremos que encargar de examinar la clave, el tempo, los sostenidos, bemoles, el compás, etc.

Cuando estamos aprendiendo solfeo, una de las primeras lecciones que tenemos que aprender es descifrar las notas: do, re, mi, fa, sol, la, si, do. Basta con remontarse a las clases de música del colegio para recordarlo.

Tampoco debes de perder de vista el hecho de que es especialmente importante tener en cuenta que se incluye más información, como es el caso de la duración de cada nota.

Ten en cuenta que en una partitura los pentagramas se encuentran divididos en compases, los cuales contienen la notas que son una representación de la duración.

Otro aspecto muy importante que no se debe de pasar por alto es el significado de las notas blancas, negras, corchetas, etc. Es muy sencillo, ya que las blancas valen lo doble que las negras y una negra vale lo mismo que dos corchetas, avanzando así sí sucesivamente.

3.-Tercera etapa: comprender le ritmo de la partitura de piano

Es obvio que el ritmo es una de las claves esenciales que se tienen que dominar antes de empezar a descifrar el resto de la partitura. Es decir, si no dominas el ritmo de una pieza no tiene sentido que hagas el intento de tocarla.

Esto se puede ver en el hecho de que los estudiantes de música y solfeo pasan mucho tiempo dando golpes con las manos durante sus clases, teniendo así una basta apreciación sobre el ritmo.

Cuando se aprende música de una forma autodidacta, puedes practicar moviendo las manos o le pie con el fin de marcar el ritmo. Es importante tener presente que el ritmo nos da tanto el compás como la numeración.

Ten claro que el compás es una segmentación de la duración de la pieza. Es decir, el compás cumple la función de ser la división de la pieza musical de partes iguales que tienen la misma duración. Es una división que se encuentra indicada por medio de barras verticales sobre el pentagrama, las cuales se denominan como barras de compás.

Recuerda que la numeración del compás se incluye al principio del pentagrama, inmediatamente después de la clave de sol o fa.

Generalmente la numeración del compás es de 4/4, lo que quiere decir que se tiene que contar a 4 tiempos; cada uno de ellos teniendo el valor de una negra.

Tendrás que contar mientras vas leyendo la partitura, marcando el ritmo con tu pie o con tus manos, dándote así una idea muy general sobre el ritmo que lleva la pieza.

4.- Cuarta etapa: aprender la melodía

Una vez que te hayas familiarizado con el ritmo lo siguiente que tendrás que tener en cuenta es la melodía. Según el diccionario, de la Real Academia Española, la melodía es:

La parte musical que trata el tiempo en relación al canto, a la elección y al número de sones de los que se conforma cada género en composición de períodos musicales, sobre un tono dado.

Así estos sonidos terminan componiendo las notas musicales. De forma que para poder entender la melodía de una canción, constan dos pentagramas, por lo que lo más fácil es empezar por el compás de arriba (el cual nos indica la melodía) antes de ir al compás de abajo, que es el que nos indica los acordes.

Está claro que a los músicos profesionales no les cuesta trabajo poder leer los dos pentagramas al mismo tiempo, pero si eres un principiante te recomendamos que los tomes con calma y vayas uno a la vez, ya que de lo contrario podrás saturarte y todo te parecerá muy complicado.

Otro consejo que te recomendamos tener en cuenta es no tener miedo de leer las notas en voz alta, ya que esto le ha sido de ayuda a una gran cantidad de principiantes que aún no se sienten muy cómodos.

Lo más importante de todo es que no dejes de practicar y que no te detengas, aunque notes que te has equivocado. Ten en cuenta que el objetivo principal de esto es que tener una idea general de la melodía que estás por tocar, por lo que no importa si te equivocas en el proceso.

Para que puedas ubicarte de una forma más eficaz, es muy recomendable fijarte bien en la clave que se indica al inicio del pentagrama. Esta clave te permite saber en qué punto del pentagrama se encuentra la nota sol.

Cuando se utiliza la clave de sol, la nota sol se encuentra en la segunda línea de abajo hacia arriba; mientras que, con la clave de fa, está en la primera.

5.- Quinta etapa: tocar la partitura

Finalmente ha llegado el momento de poner manos a la obra, empezar a tocar la partitura teniendo en cuenta todos los elementos de los que hemos hablado anteriormente.

Es muy importante leer con tranquilidad la partitura en su totalidad, transcribiéndola al piano. Intenta situarte por debajo del sitio relajado, manteniendo una buena postura para poder evitar la mayor cantidad de errores posibles. Recuerda que antes debes de hacer una primera lectura con el piano.

Después tendrás que empezar a enfocarte en los fragmentos que son más complicados.

No importa si te encuentras tocando en un sintetizador, un piano de cola, una flauta, guitarra, violonchelo, órgano o un violín, la partitura es exactamente la misma.

¿Qué bases musicales se necesita para empezar a tocar el piano?

Si eres un principiante es posible que hayas encontrado un tanto complicada la información que hemos mencionado anteriormente, por lo que antes que nada queremos dar un repaso por las bases de la música.

Estos son los aspectos que debes de tener en cuenta para poder leer un pentagrama y las notas. Es decir, son los aspectos que un pianista principiante debe de tener en cuenta.

Elementos de la música

Está claro que lo primero que debes de tener claro es que la música está compuesta de tres elementos clave: ritmo, melodía y armonía. Sin embargo, hay algunos músicos que consideran que los matices es el cuarto elemento básico que se debe de tener en cuenta.

En este artículo nos vamos a encargar de explicarte cada uno de ellos para que queden completamente claros y no tengas ninguna duda al respecto.

  • Ritmo: es la proporción entre las pausas, los acentos y las peticiones de distinta duración dentro de una composición musical. Es decir, la forma en la que se distribuye la duración de los sonidos en el tiempo y como se repite dicha distribución.
  • Melodía: es la composición en la que se desarrolla una idea musical, ya sea compuesta o simple, independientemente de su acompañamiento, de la combinación de distintos sonidos simultáneos y acordes. Es decir, es una sucesión de sonidos y silencios de forma coherente, los cuales tienen un desarrollo lineal
  • Armonía: hace referencia a la habilidad de formar y enlazar los acordes, al superposicionar los sonidos que se reproducen de forma simultánea.
  • Matices: los matices hacen referencia a la dinámica, intención y el color que se le está dando a la música.

Una vez que tienes claro los cuatro aspectos básicos anteriores, es momento de que te familiarices con el tempo.

  • Tempo: el tempo es le grado de celeridad que hay al momento de ejecutar una composición musical. Es decir, es la velocidad con la que la pieza tiene que ser ejecutada o tocada.

Las notas musicales y su lugar dentro del pentagrama

Está más que claro que para aprender a leer la música desde cero es necesario conocer las notas musicales y su lugar dentro del pentagrama. No importa si se tratan de partituras de piano para principiantes o para expertos, siempre se debe de tener un dominio sobre las notas musicales.

Como ya debes de saber, hay 7 notas musicales: Do, Re, Mi, Fa, Sol, La, Si. Aunque el sonido que se le asigna a cada una de las notas no cambia, su nombre sí cambia, es decir, el sonido en español de Do no se llama igual en otros idiomas. En ingles y alemán es C y en francés es Ut.

Esto también sucede con otras notas, como Re que en inglés y alemán es D; Mi es E; Fa es F y Sol es G en estos dos idiomas.

¿A qué se debe esto? A que antes de que el uso del solfeo se extendiera, se usaba una notación alfabética, en la que a las notas se les asignaba una letra. Como ya mencionamos, algunos idiomas optaron por conservar dicha notación.

El valor de las figuras musicales

En las partituras las figuras musicales son elementos que se usan para la representación de la duración e de los sonidos, es decir, durante cuánto tiempo tiene que ser tocada una nota. Por otro lado, también hay figuras que representan un silencio y su duración.

Es importante tener claro que las figuras musicales se ponen sobre le pentagrama de la misma forma que las notas musicales. Es por eso que saber como leer un pentagrama es algo vital para cualquier músico.

También debemos de destacar el hecho de que existen 7 figuras musicales:

  • Redonda: equivale a un tiempo (el entero)
  • Blanca: equivale a la mitad de una redonda
  • Negra: la cuarta parte de una redonda (mitad de una blanca)
  • Corchea: una octava parte de una redonda (mitad de una negra)
  • Semicorchea: equivale a una dieciseisava parte de una redonda (mitad de una corchea)
  • Fusa: equivale a una treintaidosava parte de una redonda (mitad de una semicorchea)
  • Semifusa: equivale la sesentaicuatroava parte de una redonda (mitad de una fusa)

Dicho esto, es realmente importante que tengas claro que tengas claro que las figuras musicales no tienen una duración de tiempo fija. Es decir, su valor dependerá del compás.

El compás es la cadencia o el ritmo de una pieza musical, el cual se encuentra marcado por un signo al principio de cada pentagrama.

Lo cierto es que esto se complica más, pero es importante que conozcas los aspectos básicos para que puedas empezar a aprender a leer una partitura completamente desde cero. Por lo tanto, sabemos que cada figura no tiene un valor exacto, pero es importante que conozcas los valores más utilizados.

La redonda tiene más duración, generalmente cuatro tiempos o pulsos. Partiendo de esto, se puede deducir el valor de las siguientes figuras tal y como hemos explicado anteriormente.

De esta forma, ya que sabemos que la blanca equivale a la mitad de una redonda, podemos decir que esta suele valor dos tiempos. Al dividir estos dos tiempos a la mitad obtenemos el valor de la negra, así sucesivamente hasta conocer el valor de cada una de las figuras.

Recuerda que estas figuras también sirven para expresarla duración de un silencio. Cada una de las figuras musicales tienen un equivalente en silencio. Debes de saber que algunas figuras de silencio sí cuentan con un lugar asignado dentro del pentagrama, mientras que otras no lo tienen.

El silencio de redonda se tiene que colocar en la cuarta línea del pentagrama, mientras que el silencio de la blanca se coloca en la tercera línea, y los silencios de las negras, corcheas, semicorcheas, fusa y semifusa, simplemente no tienen una posición fija definida dentro del pentagrama.

Ahora ya tienes toda la información que necesitas para empezar a leer las partituras desde cero, conociendo como leer un pentagrama puedes empezar a practicar con las partituras de piano para participantes, comenzando con tu aprendizaje de piano de una forma efectiva.

Índice
  1. ¿Qué son las partituras de piano y como se leen?
  2. 1.- Primera etapa: leer la partitura de piano
  3. 2.- Segunda etapa: leer la partitura de piano detenidamente
  4. 3.-Tercera etapa: comprender le ritmo de la partitura de piano
  5. 4.- Cuarta etapa: aprender la melodía
  6. 5.- Quinta etapa: tocar la partitura
  7. ¿Qué bases musicales se necesita para empezar a tocar el piano?
    1. Elementos de la música
    2. Las notas musicales y su lugar dentro del pentagrama
    3. El valor de las figuras musicales
Subir

Para mejorar la experiencia del usuario usamos cookies, si usted continúa navegando está aceptando las mismas. Más detalles